r


r
r
1. Vigesimoprimera letra del abecedario español y decimoctava del orden latino internacional. Su nombre es femenino: la erre (o ere, si se quiere precisar que representa el sonido vibrante simple; 2a); su plural es erres (o eres). El dígrafo rr ( 3) se denomina erre doble o doble erre.
2. Representa dos sonidos consonánticos vibrantes distintos, según que la vibración sea simple o múltiple, lo que depende de su posición dentro de la palabra:
a) En posición intervocálica o precedida de consonante distinta de n, l o s (cara, brazo, atrio), representa el sonido apicoalveolar vibrante simple /r/. En posición final de sílaba o de palabra, la r se pronuncia como vibrante simple, a no ser que, por énfasis, el hablante la haga vibrante múltiple: ¡Qué arte tienes! [ké árrte tiénes]; Quiero comer [kiéro comérr].
b) En posición inicial de palabra o precedida de las consonantes n, l o s (reto, inri, alrededor, israelí), representa el sonido apicoalveolar vibrante múltiple /rr/. Cuando la r aparece tras los prefijos ab-, sub- y post-, no forma sílaba con la consonante precedente, por lo que en estos casos representa también el sonido /rr/: abrogar [ab.rrogár], subrayar [sub.rrayár], postromántico [post.rromántiko]. En el caso del gentilicio ciudadrealeño (‘de Ciudad Real [Esp.]’), la r no forma sílaba con la d precedente: [siudad.rrealéño, ziudad.rrealéño].
3. La letra r, duplicada, forma el dígrafo rr, que se emplea para representar el sonido vibrante múltiple /rr/ en posición intervocálica (carro, terreno, arriba). En las palabras compuestas con prefijo, debe escribirse rr si la posición del sonido vibrante múltiple es intervocálica: infrarrojo, vicerrector, contrarréplica (aunque estas mismas palabras, sin prefijo, se escriban con una sola r: rojo, rector, réplica). La grafía rr, por tratarse de un dígrafo, es indivisible en la escritura, de manera que no pueden separarse sus componentes con guion de final de línea: pe-/ rro, no per- / ro ( guion2 o guión, 2.6a). Solo cuando la grafía rr sea resultado de unir un elemento compositivo prefijo terminado en -r (super-, hiper-, inter-, ciber-) a una palabra que comienza con esta misma letra, podrá colocarse el guion de final de línea entre las dos erres —ateniéndonos a la regla que permite separar en líneas diferentes los elementos que forman parte de un compuesto ( guion2 o guión, 2.1b)—, ya que, en estos casos, la grafía rr no representa un solo sonido, sino dos, uno vibrante simple y otro vibrante múltiple; por tanto, palabras como superrico [su - per - rrí - ko] o hiperresponsable [i - per - rres - pon - sá - ble] podrán separarse así: super- / rico, hiper- / responsable.
4. No son propios del habla culta y deben, por tanto, evitarse los siguientes fenómenos relacionados con la pronunciación de la r:
a) Cambio de la /r/ en /l/: [tólpe] por torpe, fenómeno que también se produce a la inversa ( l, 2).
b) Cambio de la /r/ en /s/: [kásne] por carne.
c) Pérdida de la /r/ en posición final de palabra: [señó] por señor.
d) Asimilación de la /r/ en posición final de sílaba a la consonante siguiente: [kuénno] por cuerno.
e) Pérdida de la /r/ intervocálica, que arrastra a veces a otras vocales, haciendo que desaparezcan o cambien su timbre: [pá] por para, [miá] por mira, [paése, paéze; páise, páize] por parece, [señá] por señora. Este fenómeno llega al límite en las formas de los verbos haber, ser y querer, cuando la r sigue a los diptongos ie, ue: [ubiás] por hubieras, [fuán] por fueran, [kiés] por quieres.

Diccionario panhispánico de dudas. 2013.


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.