como


como
como
Palabra átona que, como tal, debe escribirse sin tilde, a diferencia del adverbio interrogativo o exclamativo cómo ( cómo). Puede funcionar como adverbio, como conjunción y como preposición.
1. Adverbio
a) Como adverbio relativo de modo, puede llevar o no antecedente explícito; el antecedente puede ser un sustantivo (modo, manera, forma, etc.) o un adverbio (tal, así): La manera como canta Juan no me gusta; Lo hice tal como me dijiste; Se queda así como está; Pinté la casa como tú querías. Se hace tónico, aunque sigue escribiéndose sin tilde, cuando se coordina con otro adverbio relativo y no es el último elemento de la coordinación: Me vestiré como y cuando yo quiera.
b) Cuando precede a una expresión de cantidad, tiene valor aproximativo: Te estuve esperando como una hora; Esa calle está como a tres cuadras de aquí. De este valor aproximativo se pasa fácilmente al valor atenuativo, que resulta admisible cuando la intención del hablante es rebajar el grado de certeza con respecto a lo que se expresa a continuación: Tu hijo es un chico como muy tímido (lo que se quiere decir es que «parece muy tímido», no tanto afirmar que lo sea realmente). Sin embargo, debe evitarse el uso de este como cuando resulta claramente superfluo, lo que no es infrecuente en el registro coloquial: La comida estaba como muy sabrosa; Me siento como muy cansada. En estos casos, el adverbio como no añade nada al enunciado, ni conceptual ni afectivamente. Lo mismo ocurre con la construcción ser como que..., frecuente en la lengua coloquial de países como la Argentina, uso igualmente superfluo, que debe evitarse en el habla esmerada: «Es como que él está esperando» (Parodi Astrología [Arg. 1996]); «Es como que estoy totalmente desilusionado con la vida y con la gente» (Polimeni Luca [Arg. 1991]).
c) Seguido de gerundio, es correcto su empleo con valor aproximativo o atenuativo: Ella, como queriendo disculparse, me hizo un gesto con la mano; pero se trata de un galicismo incorrecto cuando el significado de la secuencia es causal: No pagó la multa como considerándola injusta; debe decirse No pagó la multa por considerarla injusta.
d) a como dé lugar. Locución adverbial que se usa en gran parte de América y algunas zonas de España con el sentido de ‘del modo que sea, cueste lo que cueste’: «Los sacaré de ahí a como dé lugar y luego nos marcharemos» (Chao Altos [Méx. 1991]); «La dignidad debe ser mantenida y defendida a como dé lugar» (MDurán Toque [Col. 1981]).
e) como quiera. comoquiera.
f) tal (y) como. tal, 1.
2. Conjunción
a) Introduce el término de comparación en las construcciones comparativas de igualdad, normalmente en correlación con tan(to) ( tanto, 1.1): Andrés es rubio como su padre; Gasta tanto como gana; Es tan hábil como mentiroso. Precedida del verbo haber y seguida de un infinitivo, la conjunción como tiene valor ponderativo: «No hay como [= cosa mejor que] ponerse a trabajar para resolver los problemas» (Ayerra Lucha [Esp. 1984]). Estos enunciados con el verbo haber seguido de infinitivo deben distinguirse de otros de estructura similar, pero semánticamente muy diferentes, en los que se usa el adverbio interrogativo cómo ( cómo, 1): «Aquí no hay cómo hacer una limpieza a fondo» (Adoum Ciudad [Ec. 1995]); este enunciado equivale a Aquí no hay modo de hacer una limpieza a fondo.
b) En correlación con el adverbio tanto forma una conjunción compuesta discontinua de valor copulativo: Invitaron a la fiesta tanto a Juan como a Pedro [= a Juan y a Pedro]. Si los elementos que se suman están en singular y funcionan como sujeto, el verbo ha de ir en plural y concordando en persona con el pronombre que corresponda ( concordancia, 4.4): Tanto Juan como tú debéis ir a la reunión; Tanto tú como yo somos responsables de lo sucedido. En este tipo de correlaciones, no sería gramaticalmente incorrecta la expresión conjunta del como conjuntivo y del como modal, en oraciones del tipo El sustantivo puede funcionar tanto como sujeto como como complemento directo; no obstante, en esos casos, para evitar la cacofonía, suele preferirse el uso de otras estructuras, como la coordinación copulativa o disyuntiva, o la sustitución del como conjuntivo por cuanto ( cuanto, 1.3.4 y 1.3.5): El sustantivo puede funcionar como sujeto y como complemento directo; El sustantivo puede funcionar como sujeto o como complemento directo; El sustantivo puede funcionar tanto como sujeto cuanto como complemento directo.
c) Puede introducir oraciones causales: Como no he estudiado, me han suspendido; o condicionales: Como no estudies más, no aprobarás.
d) Funciona como conjunción completiva equivalente a que ( que, 2.1), introduciendo oraciones subordinadas sustantivas de complemento directo. Hoy solo es normal su empleo con los verbos de percepción ver y oír, y sus sinónimos: «Ya verás como no va a pasar nada» (ASantos Estanquera [Esp. 1981]); «El día se inicia con una mañana helada, después llueve y hasta puede nevar, pero siempre observará como la luz del sol va aumentando» (Nacional [Ven.] 12.1.97); «Oyó como se abría una puerta y vio entrar a un soldado» (Chamorro Cruz [Esp. 1992]); «Se escucha como varias voces empiezan a contestar a este último grito» (López Vine [Méx. 1975]). Su uso con otros verbos resulta hoy algo forzado y, en su lugar, se prefiere la conjunción que: en la actualidad no diríamos Me dijo como no podía pagarme, sino Me dijo que no podía pagarme. Con este valor conjuntivo, como es átono y se escribe sin tilde. No obstante, se hace a veces tónico por contaminación con el adverbio interrogativo de sentido modal cómo ( cómo), ya que, con verbos de percepción, como es el caso de ver y oír, la noción de modo, aunque secundaria, está también presente en los enunciados; así, en la oración Vio como los policías saltaban la valla, la percepción del hecho en sí [= vio que los policías saltaban la valla] es indisociable del modo en que se ejecuta la acción [= vio de qué modo los policías saltaban la valla]. Pero a pesar de pronunciarse tónico, el como conjuntivo debe seguir escribiéndose sin tilde para diferenciarlo del adverbio interrogativo cómo. Esta distinción es en algunos casos determinante a la hora de interpretar correctamente un enunciado: en Ya verás como canta Juan se transmite al interlocutor la seguridad de que Juan va a cantar, mientras que en Ya verás cómo canta Juan se pondera anticipadamente ante el interlocutor la forma de cantar de Juan.
e) Introduce oraciones exclamativas independientes de valor enfático y sentido irónico, contrario a su significado literal: ¡Como para fiestas estoy yo ahora! [= no estoy para fiestas]; ¡Como que me van a dejar mis padres! [= no me van a dejar mis padres].
f) Seguido de la preposición para + infinitivo, o de para que + verbo en subjuntivo, introduce la consecuencia posible o esperable de lo expresado con anterioridad: «Se sabía [...] con el encanto suficiente como para embelesar a Joaquín» (Elizondo Setenta [Méx. 1987]); «Era un local lo bastante amplio como para que pudieran entrenar allí dos docenas de boxeadores» (Memba Homenaje [Esp. 1989]). La mayor parte de las veces tiene simplemente valor ponderativo y puede suprimirse sin que cambie el sentido del enunciado.
g) Se antepone a la conjunción condicional si para formar construcciones en las que se establece una comparación irreal o supuesta: Habló como si todos le entendiéramos. En ocasiones, el constituyente subordinado se simplifica en secuencias del tipo como si tal cosa, como si nada, como si no.
h) Forma la locución conjuntiva como que, que tiene un valor causal explicativo: Lo conozco muy bien, como que he sido su vecino durante veinte años. Con este mismo valor suele encabezar oraciones enfáticas de réplica: —Tienes ojeras.¡Como que llevo dos noches sin dormir! Es un catalanismo que debe evitarse en español utilizar esta locución conjuntiva cuando la oración causal se antepone a la principal: Como que estas personas trabajan más horas, es lógico que se les pague mejor. En este caso debe usarse simplemente como ( 2c) o la locución causal puesto que. También se emplea la locución como que con valor modal o atenuativo: El niño hace como que juega; Se sentía como que había caído en una trampa.
i) En algunas zonas de América, especialmente en el Cono Sur, se emplea la construcción como ser, precedida de coma, para introducir una ejemplificación (en el resto del mundo hispánico se diría como es, como son): «Puede dársele algún estimulante, como ser café, adrenalina, cafeína, etc.» (Azar Border [Arg. 1980]); «No se pueden comer juntas dos proteínas diferentes, como ser carne y huevos» (Pettron Dieta [Chile 1992]). Es un uso frecuente en la lengua culta de esas zonas y se considera válido.
3. Preposición
a) Significa ‘en calidad de’ o ‘en concepto de’: Como presidente del Gobierno, le corresponde convocar elecciones; Pusieron su casa como aval del préstamo.
b) Funciona a modo de preposición cuando se antepone a un complemento predicativo. Con el verbo considerar y otros sinónimos como estimar, juzgar, etc., es opcional la presencia de como ante este complemento. Cuando el predicativo es un sustantivo, es muy frecuente la anteposición de como, que suele tener valor aproximativo o atenuativo: «El trabajo siempre se consideró como un castigo» (Chacel Barrio [Esp. 1976]); Considero a Juan como mi hijo. Cuando el predicativo es un adjetivo, aunque no se considera incorrecto su empleo, existe una clara preferencia en la lengua culta actual por la construcción sin como: «El Nenúfar considera ilegítimas tus nupcias» (Ferrero Bélver [Esp. 1981]); «¡Qué pocos considerarían como patriótica esta abnegación!» (GGalán Bobo [Esp. 1986]). Por el contrario, se considera un anglicismo sintáctico que debe evitarse el uso superfluo de como cuando introduce el predicativo de verbos como nombrar, denominar, elegir, declarar(se) y similares: Lo nombraron como concejal del Ayuntamiento; Lo han elegido como delegado de curso; debe decirse lo nombraron concejal, lo han elegido delegado.
c) Se considera anglicismo rechazable el uso prepositivo de como con el sentido de ‘en el papel de’: Aurora Bautista como Juana la Loca (mejor en el papel de Juana la Loca).
cómo
1. Adverbio interrogativo o exclamativo. Es tónico y se escribe con tilde para diferenciarlo de la palabra átona como ( como). Encabeza oraciones interrogativas o exclamativas directas: ¿Cómo te encuentras?; ¡Cómo aguantó el chaparrón!; o indirectas: No sé cómo te llamas; Me encanta cómo escribes; No hay cómo convencerlo de que venga. Puede constituir por sí solo un enunciado: ¿Cómo?; ¡Cómo!, o quedar al final como único elemento de la oración subordinada: Quisiera hacerlo, pero no sé cómo.
2. El valor semántico más frecuente de cómo es el modal (‘de qué manera, de qué modo’), pero se usa también correctamente con valor causal, frecuentemente en la forma ¿cómo es que...?: ¿Cómo no me lo dijiste? [= ¿por qué no me lo dijiste?]; ¿Cómo es que nadie lo impidió? [= ¿por qué nadie lo impidió?].
3. Cuando aparece precedido de la preposición según, o del verbo depender o el adverbio independientemente seguidos de la preposición de, se recomienda escribirlo con tilde, ya que en estos casos suele ser tónico y se interpreta normalmente como interrogativo: «Eso, según cómo se mire, es una ventaja o un inconveniente» (Andrade Dios [Arg. 1993]); «Todo depende de cómo acabe este asunto» (Leguina Nombre [Esp. 1992]); «Continuaremos la evaluación independientemente de cómo esté el proceso de la alianza» (País [Esp.] 20.10.97). No obstante, en estos casos el adverbio puede tener también valor relativo, por lo que no se considera incorrecto escribirlo sin tilde: Según cómo lo hagas... [= según de qué modo lo hagas] o Según como lo hagas... [= según el modo en que lo hagas].
4. En el español antiguo era normal el uso exclamativo de cómo seguido de un verbo, para intensificar adjetivos: «¡Cómo es cortés aqueste honbre!» (DzToledo Fedrón [Esp. 1446-47]). Este uso antiguo aún pervive en el español de América: «¡Cómo eres artificiosa!, pero a mí no me engañas, niña» (Magaña Signos [Méx. 1951]). En el español de España este uso ha desaparecido en favor de qué (se diría ¡Qué cortés es este hombre!) y cómo solamente se emplea en la actualidad como intensificador verbal: ¡Cómo llovía el día de mi boda! Sin embargo, tanto en América como en España es hoy normal, en la lengua coloquial, el uso de cómo para introducir enunciados exclamativos de valor ponderativo con adjetivos o adverbios precedidos de la preposición de: «¡Cómo estará de contento tu padre!» (Araya Luna [Chile 1982]); «¡Cómo estaremos de mal, Petrita!» (Olmos Marina [Esp. 1995]), oraciones que equivalen, respectivamente, a ¡Qué contento estará tu padre! y ¡Qué mal estaremos, Petrita! También se emplea esta misma estructura exclamativa de valor ponderativo con sustantivos precedidos de la preposición de: ¡Cómo está de peras el árbol! (estructura sinónima de ¡Cuántas peras tiene el árbol!); ¡Cómo está de gente el estadio! (equivalente a ¡Cuánta gente hay en el estadio!).
5. En zonas del Caribe se emplea expletivamente el adverbio cómo en enunciados interrogativos con el verbo gustar: «¿Cómo te gusta Bedford?Es muy bonito» (Santiago Sueño [P. Rico 1996]). En el resto del mundo hispánico se diría, simplemente, ¿Te gusta Bedford?
6. A veces se usa el adverbio exclamativo cómo seguido de la conjunción que para expresar disconformidad o extrañeza ante lo expresado por el interlocutor. En estos casos, la conjunción que se explica por la elisión del verbo decir: ¡Cómo [dices] que no me entero!; ¡Cómo [dices] que no te ayude! Es frecuente esta construcción con la simple negación: ¡Cómo que no! No se debe intercalar la preposición de entre el adverbio cómo y la conjunción que ( dequeísmo): «¿Y cuál es su preocupación, señora?¿Cómo de que cuál?» (Mojarro Yo [Méx. 1985]).
7. Es habitual el empleo de cómo seguido del adverbio no, con significado afirmativo equivalente a sí, claro. Se emplea normalmente como respuesta cortés a una petición: «¿Puedo echar un vistazo?Sí. Cómo no. Pase» (RRosa Sebastián [Guat. 1994]). En realidad, se trata de una construcción abreviada de enunciados exclamativos más amplios en los que cómo tiene valor causal: ¡Cómo no vas a poder echar un vistazo! [= por qué no vas a poder echar un vistazo]. La expresión cómo no también se emplea como refuerzo enfático de una afirmación, con el sentido de ‘naturalmente’, en enunciados que no constituyen respuesta a un interlocutor: «Confiaba, ¡cómo no!, en sus propias fuerzas» (Gironella Hombres [Esp. 1986]). En algunas zonas de América la secuencia cómo no se usa irónicamente como negación rotunda: —¿Me prestas tu automóvil?¡Cómo no! [= de ninguna manera].
8. Precedido de artículo, este adverbio se sustantiva: «¿Dónde está la explicación del qué y el cómo de la reforma?» (Universal [Ven.] 3.11.96).

Diccionario panhispánico de dudas. 2013.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • Como — Como …   Deutsch Wikipedia

  • Como — «Como» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Como (desambiguación). Como …   Wikipedia Español

  • Como — • An important town in the province of Lombardy (Northern Italy), situated on Lake Como, the ancient Lacus Larius Catholic Encyclopedia. Kevin Knight. 2006. Como     Como      …   Catholic encyclopedia

  • Cómo Sé — Single by Julieta Venegas from the album Aquí Released 1997 Format CD single Recorded 1 …   Wikipedia

  • Como — Como, 1) Provinz des österreichischen Kronlandes Lombardei; grenzt im N. an die Schweiz, im O. an die Provinz Sondrio u. Bergamo, im S. an die Provinz Mailand u. im W. an Sardinien; 511/2 QM.; 423,200 Ew.; ist gebirgig durch die Alpen (nördlich) …   Pierer's Universal-Lexikon

  • Como Tú — (English: Like You) may refer to: Songs Como Tú (José José song), a 1989 song released by Mexican singer José José. Como Tú (Carlos Vives song), a 2004 song released by Colombian singer songwriter Carlos Vives. This disambiguation page lists… …   Wikipedia

  • Como [3] — Como, Hauptstadt der gleichnamigen ital. Provinz (s. oben), liegt malerisch am Südende des westlichen Armes des Comersees (s.d.), zwischen rings aufsteigenden, mit Weinreben, Oliven und Kastanienwäldern bedeckten Anhöhen, an den Eisenbahnlinien… …   Meyers Großes Konversations-Lexikon

  • Como [1] — Como, Fluß in Französisch Kongo, 1893 durch Barrat erforscht, entspringt im höchsten Teil der Cristalberge, 140 km östlich von Libreville, wird bei Fula schiffbar und mündet in das Ästuar des Gabun …   Meyers Großes Konversations-Lexikon

  • Como [2] — Como, ital. Provinz, grenzt im N. an die Schweiz, im NO. an die Provinz Sondrio, im O. an Bergamo, im S. an Mailand, im W. an Novara und hat einen Flächenraum von 2826 qkm (51,3 QM.) mit (1901) 580,214 Einw. (205 auf 1 qkm). C. zerfällt in die… …   Meyers Großes Konversations-Lexikon

  • Como — Como, Hauptstadt der ital. Prov. C. (2861 qkm, 1904: 591.310 E.), an der Südwestspitze des Comer Sees, (1901) 38.895 E.; Dom aus Marmor (1396 begonnen), Rathaus (1215), südl. das ehemal. feste Schloß Baradello …   Kleines Konversations-Lexikon

  • Como — Como, österr. lombard. Stadt, Hauptort der gleichnamigen Provinz, an dem von ihr genannten See und der Eisenbahn von C. nach Mailand gelegen, ist Sitz eines Bischofs, der Provinzialbehörden, hat ein bischöfliches Seminar, ein Lyceum, 3 Gymnasien …   Herders Conversations-Lexikon


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.